Seleccionar página

Dulces

En Benavente y algunas localidades próximas a Tierra de Campos son de renombre los típicos “feos”, elaborados a base de almendra, azúcar y huevo. En toda la comarca son tradicionales los rosquillas de trancalapuerta, bollos de coscarón y las rosquillas del ramo que se continúan elaborando en los hornos y panaderías de los Valles.

La dulcería conventual en Benavente goza de gran fama y tradición (conventos de San Bernardo y de Santa Clara). Entre sus especialidades son de destacar las rosquillas de ángel y la tarta del Cister.
En Benavente algunos postres caseros tradicionales que tuvieron gran aceptación en el pasado, continúan elaborándose ocasionalmente, como son: las empanadillas de crema, coquitos o besitos de coco, las flores yorejas de carnaval, las cañas de crema, etc.

En cuanto a las especialidades de pastelería, éstas dependen de cada obrador, no obstante son afamadas en Benavente desde las llamadas “bombas”, pasando por los borrachos o las pezuñas de bizcocho y crema, las rosquillas de baño, los bernardinos, las mariteres de almendra y chocolate, etc. Recientemente tienen gran aceptación algunas especialidades innovadoras como la Tarta de la Veguilla, elaborada para conmemorar dicha fiesta local.

Históricamente, en los siglos XVII y XVIII, era tradicional degustar el llamado el “manjar blanco”, sobre todo con ocasión de la romería de la Virgen de la Vega y en la festividad de la Veguilla. Este dulce, introducido seguramente por los cocineros del conde de Benavente en la repostería local, requería una complicada elaboración y gran variedad de ingredientes.

También te puede interesar…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This