Seleccionar página

Excursiones desde Benavente

Santa Marta de Tera: (a 26 km.): Su iglesia constituye una auténtica joya del arte románico. Son de destacar sus portadas, sobre todo la del mediodía flanqueada por dos bellas esculturas, sobre todo Santiago Peregrino. El interior es de reseñar la fina labra de sus capiteles. Adosado al templo se encuentra un palacio renacentista con medallones en su fachada, uno de ellos con la efigie del Emperador Carlos V.

Pobladura del Valle: Conocido por sus bodegas típicas, algunas de ellas adaptadas como mesones-restaurante. Estas bodegas guardan en el regazo de la madre tierra algunos de los mejores caldos de la comarca. Las bodegas son los principales testigos de la tradición vitivinícola de la comarca. Aprovechando pequeños promontorios de materiales arcillosos y en lugares muy alejados del caserío se enclavan estas cuevas artificiales, auténticas obras de la ingeniería  rural de la zona. Su distribución es elemental, constando de un pasillo de entrada, lagar abovedado con zarceo y nichos para las cubas. Pueden alcanzar dimensiones considerables y en determinados casos han sido habilitadas para la hostelería como lugares de reunión y buen yantar. Estos pequeños museos de la tradición y cultura rural, ofrecen una cocina típica y sencilla que tiene su asiento fundamental en la calidad de los productos de la tierra.

San Román del Valle: En sus inmediaciones y siguiendo el camino que discurre entre un nutrido grupo de bodegas, se encuentran las ruinas del antiguo Convento de la Orden Terciaria Franciscana. De su capilla procede el magnífico artesonado mudéjar instalado en la torre del Caracol de Benavente.

La Torre del Valle: Cuenta con uno de los ejemplos representativos de la concentración de bodegas en las proximidades de su iglesia Parroquial.

Castrogonzalo: En su iglesia parroquial dedicada al Arcángel San Miguel se encuentra un magnifico retablo del siglo XVI, procedente del desaparecido templo de Santo Tomás. Trasladado hace algunos años a su actual emplazamiento, en su banco y calles exteriores se recogen veintidós tallas, mientras que el resto del conjunto está formado por catorce tablas alusivas en su mayor parte a la vida de la Virgen.

Santa Colomba de las Carabias: Iglesia de San Juan Bautista. En su capilla mayor y bajo un magnífico artesonado mudéjar, digno de admiración y que constituye uno de las mejores obras artísticas  de la comarca, se encuentra un interesante altar barroco.

Monasterio de Moreruela: A unos kilómetros del pueblo de Granja de Moreruela se encuentran las ruinas del Monasterio Circesciense del mismo nombre, que fue uno de los primeros de su orden fundado en la península. Al exterior la cabecera de su iglesia muestra una armónica superposición de niveles y sus bellos 7 ábsides, Se conserva parte de la sala capitula, la sala de monjes o de conferencias y el recinto de la hospedería, además de los imponentes paredones de algunas de sus naves y los arranques o basamentos de sus claustros.

Lagunas de Villafáfila: La reserva natural de las lagunas o salinas de hayan enclavadas en un terreno salobre, que permitió, incluso, la extracción de sal en la zona durante la Edad Media. Esta excursión permitirá apreciar el paisaje característico de Tierra de Campos con horizontes dilatados y casi infinitos, tan solo salpicados por los típicos palomares de barro y la arquitectura a base de tapiales de barro. Los centros de Interpretación de las Lagunas y de los Palomares ilustrarán al visitante para profundizar en el conocimiento del medio natural.

Audioguía

También te puede interesar…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This