Seleccionar página

Hospital de la Piedad

Este monumento, declarado Bien de Interés Cultural en el año 2003, no es más que una muestra de los diferentes hospitales y asilos que tuvo la ciudad de Benavente. La fundación del Hospital de la Piedad (en la actualidad residencia de ancianos) se debe al quinto conde de Benavente, don Alfonso Pimentel y a su esposa, doña Ana de Velasco y Herrera.

La creación de este hospital hay que encuadrarla dentro de otras fundaciones que se hacen a lo largo de las rutas jacobeas, cuya finalidad era la de servir de hospedaje y atención a los peregrinos necesitados. Por su situación geográfica Benavente era paso obligado de los peregrinos que, tomando la antigua vía de la Plata se dirigían a Santiago de Compostela, enlazando, con el Camino Francés en Astorga. Aunque el Hospital, en principio, estaba destinado a acoger a los peregrinos también estaba facultado para atender a los enfermos que pasaran por Benavente.

La fachada del edificio es una bella muestra del arte del primer Renacimiento español, aunque aún mantiene bastantes influencias del gótico. La portada está formada por un arco de medio punto con un amplio número de dovelas recuadrado por un gran alfiz. En su cornisa superior lleva una inscripción realizada en minúsculas francesas o góticas, encima de él aparece un alto relieve que representa la escena de la Piedad. Remata el conjunto un frontispicio con una concha en el centro y candeleros. A ambos lados del altorrelieve de la Piedad se encuentran los blasones de los fundadores. La decoración es de simulación vegetal y las repisillas en que está acabado el recuadro recuerdan el estilo gótico.

En la puerta de entrada son de admirar los llamadores realizados en hierro forjado. Uno de ellos representa a Santiago Apóstol como peregrino y está totalmente decorado.

En el interior del edificio destaca el patio de planta cuadrada, rodeado de galerías en dos pisos, todo ellos realizado en buena piedra. Los arcos son redondos, con algo de peralte; apareciendo cuatro arcos en cada lado del patio, excepto el lado que se corresponde con la entrada a la capilla, en el que hay tres arcos carpaneles. Las columnas simulan el estilo dórico. En el piso de arriba existe otra hilera de arcos, pero con menos altura y con antepechos de claraboyas de estilo gótico.

La decoración no es siempre la misma, sino que varía en cada lado del patio.

En la capilla del Hospital de la Piedad existen algunos elementos artísticos de interés. La verja de la capilla es de hierro forjado, adornada con un friso decorado con unos motivos de estilo gótico. A los pies de las verjas se encuentra el sepulcro de don Juan Pimentel, sobrino de los condes fundadores y señor del priorato dejado a este hospital en tierras de Vidriales. Los escudos de los fundadores lucen en dos de las pechinas de la bóveda central. Entre las obras artísticas que alberga destaca la imagen sedente de la Virgen del Buen Suceso (estilo gótico) y dos lienzos del pintor italiano Jacobus Migliori (s. XVII), además del grupo escultórico de la Muerte de San José (comienzos del s. XVIII), un tema difícil de encontrar y todo él decorado con bella policromía.

Audioguía

Horarios de Apertura

Claustro de 09:00  a 20:00 horas

Localización

C/ De Santa Cruz, 5

Hospital de la Piedad

wtfdivi014-url2

Precio

Entrada gratuita

También te puede interesar…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This