Seleccionar página

Ruta de la Observación de la Fauna por Campos y Montes

La ruta propuesta comienza en la localidad de Fuentes de Ropel. En el interior de su núcleo urbano aparece una interesante colonia de 14 parejas nidificantes de cernícalo primilla, fácilmente observable entre abril y julio. En los campos de cereal que rodean este pueblo y los del vecino Castrogonzalo existe una extraordinaria riqueza en aves esteparias, entre las que destacan las poblaciones de aguilucho cenizo, sisón, avutarda y pequeños pajarillos ligados a la estepa cerealista (aláudidos). La zona este de estos municipios, se encuentra incluida en la red de espacios europeos de mayor valor ecológico como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) “Penillanuras Campos Sur”. Puesto que las aves ligadas a la estepa cerealista son es pecies muy sensibles, recomendamos a todas las personas interesadas en su observación, que ésta se realice a distancia con prismáticos o telescopios, contribuyendo de esta forma a la conservación de estas delicadas aves.

Nuestra siguiente parada sería la Sierra de Carpurias. A esta zona se puede acceder a través de las localidades de Arrabalde o Víllaferrueña. Esta Sierra cuenta en sus laderas con importantes pinares de pino resinero y pino negro, donde es fácil observar ardillas, gavilanes, piquituertos, carboneros garrapinos, reyezuelos listados, herrerillos capuchinos y un largo etc. de pequeñas aves. En las cumbres aparecen afloramientos rocosos en los que habitan especies como el roquero solitario, el avión roquero, el gorrión chillón, el acentor común etc. La instalación de una línea de aerogeneradores para producción eléctrica en las zonas más altas de la sierra, junto con la red de caminos que le acompaña, ha perjudicado a numerosas aves que visitaban la zona. A pesar de todo, en las proximidades del Castro de Arrabalde, única zona sin aerogeneradores, se pueden observar planeando especies como el águila culebrera, águila calzada, halcón peregrino, milano real etc.

lnmediatamente al sur de la sierra de Carpurias se encuentra el Valle de Vidriales. Aparece como un paisaje de campiña en el que el cereal, se alterna con viñedos tierras abandonadas y pequeñas manchas de vegetación leñosa. En este mosaico de ecosistemas abundan la perdiz, el alcaraván, el aguilucho cenizo y numerosos pajarillos que utilizan mayoritariamente el suelo para alimentarse. Con suerte, en esta zona se pueden observar a la escasa avutarda, que tiene en este punto su límite oeste de distribución en España.

Tomando la carretera entre Santibáñez de Vidriales y Camarzana de Tera se atraviesa un interesante encinar incluido dentro del Lugar de Importancia Comunitaria “Lagunas de Tera y de Vidriales”. Aunque, como ya se ha comentado, la importancia de esta zona es principalmente botánica, también presenta una riquísima fauna asociada al encinar. De esta forma, en estos bosques, es posible avistar con facilidad águilas ratoneras, escribanos, currucas, agateadores, carboneros, pinzones, etc.

El recorrido propuesto finaliza en el municipio de San Pedro de Ceque, donde se localiza el monte de utilidad pública denominado “Monte Real Alto y Bajo”, que está formado por una interesante masa mixta de rebollo y encina, en parte adehesada. En su interior se pueden encontrar corzos, azores, arrendajos, chochines, mosquiteros, palomas torcaces, etc.

Audioguía

También te puede interesar…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This